Tompeta: Orly Carrodeguas       

“Cuando la mente no para”

 

Ganas de arte, ganas de juego, de cine

oráculo, verdad, verdadero, real de sueño

nacido del estudio de una mente matemática,

zasca a los casinos de Torrelodones, Las Vegas

a donde fuere o fuera, Mónaco, Amsterdam

lo mismo es que igual fuera, cerebro de genio

o lo mismo tal vez acaso mente única y privilegiada.

 

Ganando al tiempo, estudios todos y a su lado únicos

apostillados, orquestados, músicos, cantantes

rozando actores, con pudor y honor me incluyo,

cebándose de la historia, la leyenda de los suyos

imágen transgresora, seña y guión de puño y letra

acariciante caricia de sentido, poesía y verbo.

Puedo seguir, lo sé, pudiera pero este acróstico

entra en su final matemático y ronda ya la última

la definitiva cuarteta y no puedo mas que dar

a titulo sincero, de lleno, las gracias a un señor

ya maestro y amigo para siempre y eterno

o quizá de siempre, estando ahí y uno sin saberlo.