“Cuando se llega al corazón y al alma”

Narrando la historia del arte un poquito del tiempo

imagino una estirpe un poquito clásica-ántigua-moderna

creación un poquito orgullosa camisa a rayas y nariz roja

oliendo a fuerza de impulso, poquito,  el más dulce aroma

la firmeza de un guión, un mimo, una palabra,  un texto

alma, un poquito cierta, bastante cercana y verdadera

sentimiento transmitido un poquito al público más sincero, los niños.

 

 

Rueda y rueda, rodando y rodando desde un cualquier barrio

orillando a los mundos del limbo, mundo de ensueño, imaginario

mundo del cielo desde las tablas de un teatro, un fantasma, un escultor,

enmarcado Centellas, traspasando con pulso la pared cuarta, la más sincera

resuenan y resuenan los aplausos, éxito por bandera, se apagan las candilejas

oyendo en el Olimpo del arte, siempre, siempre, tu nombre como estandarte.