“Cuando hay otro sentimiento”

 

 

Sentirse así, como de otra época, de otro mundo

estar, sentirse adicto a una época que ya fuera

necesaria época en estos tiempos, o así uno piensa

teniendo en el alma la semilla de aquella época

ilustrada época que hoy parece lejana y hueca

retrograda, antigua, pasada, marchita época huída

solemne, bella y llena de la bella palabra, pensamiento

erudito, orado, leído, plasmado, poético y prosado.

 

De repente todo cambia, todo, de repente

estamos en un hoy que no vive y no recuerda.

 

Otra cosa es el momento, el fugaz instante,

talón de Aquiles, el aquí, el ya y el ahora

relámpago de felicidad efímera y pasajera

ayer tesón conquista y tiempo con el tiempo.

 

Éramos felices, entonces, sí, eramos felices

poniendo nuestra esperanza en nuestro sueño

o nuestro sueño en nuestra vaga esperanza

cerca de nuestro minúsculo y feliz olimpo

al lado, pegado a nuestra alma y a nuestra almohada.