“De cuando se cree y punto”

La esperanza, la vida, la fe en la vida eterna

omnipresente, en un pájaro, nube, amanecer

renacida, siempre, en todos, en el día a día

eterno agradecimiento al ver el sol cada mañana

nacida en ese milagro llamado vida, tiempo

zambullido en un constante ritmo imparable

oferta, regalo que sólo y sólo Dios concede.

 

Marqués del viento, del aire, del vuelo

aerodinámico al compas de las firmes alas

timón de un ayer, de hoy, de un mañana

ilustradas bajo la atenta mirada de Fray Leopoldo

nuestro beato del bien, la salud y del milagro

onírico, acertado, real y siempre sagrado,

tiernas gracias que llegan al cielo, sabes el resultado