“De cuando se es de otra especie”

 

Maestro “flamenco” de tésis incomparable

amigo, amante por los cuatros costado del arte

teórico, ojo exquisito, oportuno, preciso y exacto

ímpetu de estudio, observación sabiduría y relato

alegre, investigador único y siempre acertado

saber sin límite, enseñanza de recuerdo imborrable.

 

Descubridor de firmas rescatadas del anonimato

ínclita imagen de la tertulia ateneoniense,

artista de la charla, el paseo, el encuentro provocado

zambullido en el siempre interés del desinterés.

 

Profesor de sutil  suspiro pero basto conocimiento

aprendido desde niño aprendiendo a mirar un cuadro

desbordando saber, entregándolo sólo por el placer

renacido en cada obra analizada y descubierta

obra mal atribuida por ejemplo, al yerno, nada más

nada menos que el boceto de Las Meninas de Velázquez.