Ahora que vivimos tiempos políticamente convulsos, en los que algunos enarbolan la enseña nacional como