Siempre nos gustaron las criptas. Visitarlas. Era muy castellano ese interés por lo tétrico, lo