Todos vimos las toneladas de peces muertos en el Mar Menor del último verano. Sin